Top

Blog

El hombro: prevención y readaptación de lesiones

Pese a ser una de las regiones más expuestas por los límites articulares a los que llevamos al hombro en determinadas situaciones cotidianas y deportivas, como son los lanzamientos, agarrones y caídas; debemos reconocer que el hombro no es una de las articulaciones más lesionadas en el deporte. Sin embargo, es una de las articulaciones que más readaptamos en en Proporción A.

Según los principios del entrenamiento funcional, el hombro es la única articulación en la que debemos contar con estabilidad y a su vez una buena movilidad. Por tanto, el trabajo de prevención y readaptación de lesiones que hacemos en Proporción A se fundamenta en dos aspectos:

  1. Por un lado el trabajo de fuerza: Dónde además de trabajar la fuerza, la potencia y la ganancia de masa muscular a nivel del hombro, intentamos variar el estímulo de entrenamiento. De este modo empleamos peso libre, resistencia neumática, ejercicio excéntrico, entrenamiento en suspensión o elásticos entre otros. El objetivo no es otro que fortalecer y tonificar la musculatura abductora, rotadora y estabilizadora del hombro.
  1. Por otro lado trabajamos la estabilidad articular. En este caso tratamos de asociar los ejercicios de estabilidad lumbo-pélvica, de la zona media o CORE (algo que es básico en la prevención de lesiones, ya que ser estable a nivel central va a hacer que seamos más eficientes a nivel periférico) con ejercicios de estabilidad glenohumeral. No solo los ejercicios más estáticos, como son las planchas, nos valen para este cometido, también ejercicios dinámicos en los que involucramos a los brazos e incluso las piernas.

Estudios recientes realizados por nuestro equipo con jugadores profesionales de balonmano (dónde el hombro está muy expuesto a sufrir lesiones) ha demostrado que un protocolo de entrenamiento de los abductores y rotadores externos con sobrecarga excéntrica o con resistencia neumática realizado durante 5 semanas es efectivo para reducir el dolor crónico articular, aumentar la masa muscular, la velocidad de lanzamiento y prevenir lesiones tendinosas, ligamentosas y musculares.

Este es uno de los secretos del #MétodoA para tratar de no tener lesiones en el hombro y de readaptar a los clientes que cuentan con dolencias y lesiones en esta articulación.